Conoce los tipos de Leasing para financiar tus bienes

El Leasing es una modalidad de financiamiento que permite al cliente “arrendar” un vehículo, maquina o inmueble a corto, mediano o largo plazo. Entre sus principales características está la mayor facilidad en aprobar un crédito, y la garantía de que la capacidad de endeudamiento del cliente quede intacta.

Pero esta es una descripción generalizada sobre el Leasing. Existen diferentes tipos del financiamiento, que se pueden encajar a las necesidades específicas de cada cliente. Continúa leyendo para conocer las diferencias entre ellos.

Los tres principales tipos de Leasing operantes en Chile son el Leasing Financiero, Leasing Operativo y Leaseback. Conoce sus características:

Leasing Financiero

El leasing financiero es la modalidad mediante la cual el banco o una institución financiera privada adquiere el bien solicitado por el cliente, ya sea un vehículo, máquina o inmueble. El banco entonces entrega el bien a esta persona, que puede ser natural o jurídica, para que lo use a cambio del pago de cuotas fijadas en contrato por un período determinado, cómo una especie de “arriendo”. Al final de este período, el cliente puede optar por la adquisición del activo, transformándose en dueño, o puede devolverlo a la institución financiera.

Esta opción permite adquirir bienes de alto costo a través del pago de una pequeña cuota mensual, que es posible financiar en el tiempo a través de los flujos futuros de ingresos operacionales que generarán este activo en la empresa.

También está la ventaja de que esta inversión no se considera endeudamiento financiero. La empresa conserva su capital de trabajo y mantiene sus líneas de acceso a crédito.  

Dentro de la modalidad de Leasing Financiero están el Leasing Inmobiliario (habitacional, oficinas, fábricas, etc.) y el Leasing Mobiliario (camiones, automóviles, máquinas).

Leasing Operativo

En el leasing operativo, igualmente la institución financiera adquiere el activo escogido por el arrendatario y le entrega a éste su uso y goce a través de cuotas, pero no se pacta una opción de adquisición. Esta es una modalidad en la que las empresas y personas pueden usar el bien y en el momento en que está obsoleto, lo pueden devolver al banco y contratar otro leasing con una máquina o vehículo más moderno. Así, pueden adecuarse más rápidamente a las innovaciones tecnológicas que imponen los mercados, sin tener que destinar tiempo a vender la maquinaria antigua ni arriesgarse a la obsolescencia de sus equipos.

Esta opción es normalmente utilizada en empresas especializadas, cómo la minería, en dónde las máquinas y equipos requieren mantención y actualización constantes. En todo caso, el Leasing Financiero también permite devolver el bien al final del contrato.

Leaseback

El leaseback es la modalidad mediante la cual el cliente transfiere provisoriamente un activo fijo a una institución financiera privada o a un banco, a cambio de liquidez. La operatoria es igual que la del leasing tradicional con la diferencia de que el vendedor del equipo es el mismo arrendatario, quien tiene como objetivo transformar un activo inmovilizado en capital de trabajo. Eso permite al cliente no perder el uso de sus activos y tener el derecho a readquirirlos. En esta opción, pueden ser financiados entre el 70% y el 90% de los bienes, mobiliarios o inmobiliarios.

¿Quieres saber cuál modalidad es la mejor para tu empresa? Contacta Broker Digital y recibe gratis la asesoría para tu Leasing. Tenemos más de diez años de experiencia en el mercado. ¡Cuenta con nosotros!



Conversemos whatsapp