¿Qué es el Bono Pie Inmobiliario?

Algunas inmobiliarias ofrecen al cliente el beneficio del Bono Pie Inmobiliario, con el fin de facilitar el acceso de este a la compra de propiedades. En este artículo, explicamos qué es exactamente este bono para que sepas sacar provecho de ello.

Con los bancos actualmente entregando créditos hipotecarios de 80 a 90% del valor de la propiedad, es necesario que el comprador tenga un plan a parte para el pago del Pie que es exigido en la adquisición de un inmueble. Las inmobiliarias, hoy, ofrecen diferentes soluciones para incentivar la compra, como el pago de este valor inicial en cuotas, tarjeta de crédito, cheques, etc. Pero hay una facilidad que es particularmente interesante: el Bono Pie.

Características del Bono Pie

En el caso de que el cliente quiera comprar una nueva propiedad, pero ya posee uno o varios inmuebles a su nombre, la inversión se transforma en “riesgosa” a los ojos de los bancos e instituciones financieras. Por eso, nació esta nueva oportunidad creada por las inmobiliarias para cubrir el porcentaje de Pie que los clientes no puedan financiar desde su propio bolsillo.

Básicamente, el Bono Pie consiste en que tú pones el 10% del valor de la propiedad y la inmobiliaria te da el 10% restante para que en total cumplas con el 20% total de Pie que pide el banco como requisito para otorgarte el crédito hipotecario por el 80% (lo que es común para quien ya posee otras propiedades).

Cómo funciona este beneficio

El beneficio se trata de que la inmobiliaria te da ese 10% de pie adicional para que cumplas el financiamiento requerido por el banco y así, puedas aprobar el crédito y adquirir la propiedad.

Dependiendo de la política de cada inmobiliaria, habrá métodos diferentes para devolver este valor. Algunas alternativas son:

  • Una vez cerrada la promesa y efectuada la compra, se realiza el pago con tarjeta de crédito o entrega de cheques por el monto entregado en Bono pie.
  • La inmobiliaria no cobra el pago del bono pie al cliente, asumiéndolo directamente apenas para cerrar la venta.
  • La inmobiliaria sube el precio original de la vivienda, teniendo el cliente que pagar un 10% “inflado”. De esta manera el cliente gana el Bono Pie y la inmobiliaria estaría entregando menos de un 10% en la práctica, si se lleva en cuenta el valor original de la vivienda.

Normalmente, será solicitada la devolución una vez ya realizada la compra. En caso de no concretarse esa venta aún después de haber sido otorgado este bono al cliente, la inmobiliaria pedirá que se documente la devolución de ese 10%.

Ojo que el Bono Pie es una alternativa que el ejecutivo inmobiliario normalmente no le ofrecerá a los clientes a menos que ellos lo soliciten, por lo cual conocer esta posibilidad previamente puede contar a tu favor al momento de negociar la compra de una nueva propiedad.  

¿Quieres saber más sobre el Bono Pie? Contacta a BrokerDigital y te daremos toda la asesoría gratuita, así como un análisis de las mejores opciones para tu inversión. ¡Cuenta con nosotros!

Cotice con nosotros y lo ayudaremos negociar la entrega de bono pie y muchas otras opciones ajustadas a su situación personal y alternativas de compra.