¿Qué es el Crédito Contragarantía?

Entre los diferentes tipos y modalidades de crédito existentes, a veces puede ser complicado entender cuáles son las diferencias y las ventajas de cada una. En este artículo, explicamos un poco más sobre la Contragarantía en el crédito. ¡Acompáñanos!

¿Qué es la Contragarantía?

Una contragarantía es dada normalmente por los bancos en nombre de sus clientes a un tercero que dependa de un servicio o compromiso del cliente. Esta misma modalidad puede ser usada por aseguradoras u otras empresas que utilicen garantías como aval de un contrato.

Tenemos, entonces, tres involucrados: el aval, el prestamista y el beneficiario (deudor). El aval da la garantía al prestamista de que el beneficiario llevará a cabo y cumplirá ciertos “trabajos” o deudas. En caso de que el beneficiario no realiza el trabajo ofrecido o no cancela la deuda dentro del plazo, el aval compensará al prestamista en su lugar.

A su vez, el beneficiario quedará comprometido con el aval(el banco o la aseguradora) en devolverle, con un porcentaje de interés y con plazo límite, el valor referente a esa cobertura.

Por ejemplo, un banco garantiza el cumplimiento de las obligaciones contraídas por un cliente, pero al mismo tiempo se cubre el riesgo de esta operación exigiendo al propio cliente o a un aval una contragarantía a ese riesgo.

 

Básicamente, podemos dividir esta garantía en dos tipos:

  • Garantía Financiera – Es la garantía que el banco proporciona a un prestamista en nombre del beneficiario(deudor). En esta modalidad, el banco asegura que el beneficiario pagará su deuda a tiempo para el prestamista. En caso de que eso no se cumpla, el banco cubrirá este pago en nombre del deudor a cambio de una contragarantía de que el valor le será devuelto en un plazo previamente acordado.

 

  • Garantía de Rendimiento – Esta es la garantía que entrega el banco a nombre del contratista que se compromete a cumplir con un proyecto a tiempo. La empresa que contrata el servicio demanda garantía de que el trabajo se realice en el plazo, y en este caso el banco garantiza que el contratista lo cumplirá. Si el contratista no es capaz de terminar el trabajo, el banco compensará al cliente dañado por las pérdidas debido a la demora. Luego, la empresa que no cumplió con el contrato deberá resarcir este valor al banco.

 

Antes de ceder un crédito con contragarantía a cualquier empresa, los bancos analizan el riesgo de la operación. Generalmente, son evaluados principalmente cuatro puntos:

  • La capacidad de endeudamiento del cliente.
  • La capacidad proyectada del cliente para cumplir con el trabajo contratado, y los posibles problemas que pudieran surgir en su desarrollo.
  • El riesgo de la propuesta, ya sea en su finalidad, el plazo del crédito, el valor que abarca, entre otros.
  • La calidad (valor y liquidez) que poseen las garantías para que sea posible aplicarlas si se hace necesario.

Conclusión

Ahora ya conoces otra alternativa de crédito para cubrir los riesgos y necesidades de tu empresa. ¿Necesitas asesoría? Contacta a BrokerDigital y te ayudaremos a encontrar las soluciones financieras ideales para tu proyecto. ¡Te ayudamos a crecer!