¿Qué es la novación de contrato?

El mundo de los contratos puede parecer complicado para algunas personas más que a otras. Son diferentes deberes, derechos y posibilidades que están en juego al firmar un contrato, ya sea de trabajo, de financiamiento, de compraventa, etc.

 En este artículo, explicamos una de las facetas de un contrato: la Novación. ¿No sabes qué es? ¡Sigue leyendo para entenderlo mejor!

Novación de contrato

Básicamente, una novación es la modificación o extinción de una obligación en el contrato. La novación existe cuando la obligación antigua es eliminada o sustituida por una nueva de manera sustancial. Para hacerlo de manera legal, ambas partes del contrato (contratante y contratado) deben tener la intención de novar y la capacidad para cumplir con los nuevos acuerdos. 

Se puede clasificar la novación de diferentes maneras. Si extingue una obligación y se crea una nueva en su lugar, es denominada novación propia o extintiva, si modifica algún detalle de una obligación, se la denomina novación impropia o modificativa.

A respecto de las modificaciones, son clasificadas en: 

Subjetiva: la novación subjetiva son las modificaciones de los sujetos del contrato. Es diferenciada en activa (del acreedor) o pasiva (del deudor). Puede ser: 

  • Cambio de deudor a través de expromisión (el nuevo deudor, solo, toma para sí la obligación) o delegación (el deudor anterior cede la obligación a uno nuevo). 
  • Cambio de acreedor, por ejemplo: A debe para B, el cual debe el mismo valor a C. Con la novación en común acuerdo, A pagará directamente a C, y la obligación con B se extingue. 

Objetiva: son las modificaciones en el objeto del contrato. Puede ser por cambio de causa; por cambio de objeto; por cambio de condiciones principales. Por ejemplo: el deudor solicita novación de una deuda bancaria, mediante el pago parcial y renovación del saldo restante en un nuevo plazo, con juros recalculados, corrección monetaria, etc. 

Mixta: comprende a la vez elementos modificables de la novación objetiva y de la subjetiva en un mismo contrato. Por ejemplo: un padre asume la deuda en dinero del hijo (cambio de deudor), con la condición de pagarla mediante prestación de servicio (cambio de objeto). 

En algunos casos se deberán asumir ciertos costes de operación para novar. Por ejemplo, en la novación hipotecaria puede ser necesario volver a tasar el inmueble, ya que se está planteando renegociar riesgos, plazos y precios. 

Requerimientos para la Novación

Para que se pueda realizar una novación de contrato, es necesario que: 

  • El contrato que se quiera novar esté vigente a la fecha. 
  • Exista una obligación que se trata de extinguir o modificar. 
  • Sea creada una nueva obligación o modificada una de las características de una obligación ya existente.
  • Las partes involucradas estén de acuerdo, tengan la intención y capacidad necesaria para novar.

Son varias las posibilidades de Novación, lo que muchas veces va a depender del acuerdo entre las partes. Aquí algunos otros ejemplos: 

  • Incrementar el importe del préstamo para acceder a nuevos fondos.
  • Modificar el plazo del mismo.
  • Cambiar la modalidad de pago. 
  • Liberar o incorporar nuevas garantías, sean personas o inmuebles.

 

Entre otras alteraciones que pueden ser realizadas individualmente o combinando varias opciones, como ya comentado anteriormente en este artículo. 

¿Te interesó? Comparte este post en tus redes sociales y sigue a BrokerDigital para recibir más informaciones como esta.