El impacto del Transporte Terrestre de Cargas en la economía chilena

Se acerca el Día del Camionero (26 de julio) y por eso presentamos en este artículo algunas informaciones relevantes sobre el sector del Transporte de Carga por Carretera, resaltando su importante impacto en la economía de Chile. 

Es común que la mayoría de las cargas en un país sea transportada a través de camiones, principalmente cuando se trata de distribución nacional. En Chile, el transporte por carretera es responsable de movilizar aproximadamente 90% de las cargas del país, siendo que en el 2017 movió cerca de US$ 14 mil millones en la economía, según cifras presentadas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT). 

Esto se debe a que es papel principalmente de los camioneros abastecer los puertos, las mineras, los proyectos de construcción e infraestructura, además de distribuir mercaderías a los supermercados, farmacias, bencineras, tiendas, etc. También se suma a la actividad de transporte por carretera la exportación de productos chilenos a los países vecinos. 

Datos del Transporte Terrestre en Chile

Datos entregados por el Banco Central en 2018 apuntan un crecimiento de 4,0% del Producto Interno Bruto (PIB) total, siendo que el sector de transporte creció un 4,4% con relación a 2017, impulsado por la actividad de transporte terrestre de cargas. 

El alza en el mercado de camiones está absolutamente ligado al crecimiento de la industria en general. Los mayores demandantes de actividad de transportes por carretera en Chile son los segmentos de construcción, minería, manufactura, forestal y retail (camiones livianos), pero todos los sectores de la economía necesitan de los camiones para desarrollarse. 

Un total de 20.831 empresas en el país se dedicaban al Transporte de Carga por Carretera el año 2017, con un estimado de 212.751 vehículos utilizados para tales fines, según el infográfico publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). El ingreso total percibido por tales empresas ascendió a MM$ 5.766.163. Al distribuir este total según el tipo de cliente, se observa que el mayor ingreso provino de las empresas pertenecientes al sector de comercio, representando un 31,5% del total de ingresos percibidos en aquel año.

Con respecto a la flota correspondientes de vehículos para transporte terrestre de cargas, en 2017 eran 170.214 con hasta 10 años de antigüedad, lo que es un número positivo en vistas de eficiencia, tecnología y menor emisión de gases tóxicos. De todos los vehículos contabilizados, la mayoría son camiones de 20 toneladas o más, un 45,8% del total.  

Desafíos del Transporte Terrestre de Cargas

Aunque el transporte sea un segmento con alto desempeño en la economía chilena, no está libre de desafíos. El primero de ellos, y uno de los más importantes, es la infraestructura. 

Datos del Observatorio Logístico del MTT apuntan que, en el 2017, más de 64 mil kilómetros de red vial no estaba pavimentada. Apenas un 24,8% tiene pavimentación, sumando 20.319 km. Eso significa gastos con manutención de los camiones debido al desgaste, además de falta de seguridad para los motoristas. 

Otro tema es la infraestructura destinada a la carga, sobre todo en las ciudades. En el centro de Santiago, por ejemplo, hay poquísimos estacionamientos para que los camiones puedan hacer carga y descarga de manera rápida y eficaz. 

Se discute aún, la protección contra robos de cargas, que es una de las principales preocupaciones de los camioneros y de los embarcadores, por el riesgo y las pérdidas en dinero que este peligro representa. 

 

¿Tienes algún comentario? Cuéntanos en nuestras redes sociales qué opinas sobre el transporte terrestre de cargas en Chile. Sigue el blog de BrokerDigital para acceder a más informaciones como esta.