4 situaciones en las que te puede servir un Crédito Capital de Trabajo

El Crédito Capital de Trabajo es uno de los más frecuentemente utilizados por las Pymes para mantener la estabilidad del negocio. Es una excelente solución para el caso en que necesites pagar gastos fijos o sueldo de personal, pero no tienes liquidez en la caja. Sigue leyendo para conocer cuatro motivos por los que puedes solicitar ese tipo de crédito.

Haz click aquí para leer este artículo en dónde explicamos qué es un Crédito Capital de Trabajo. 

  • Cubrir vacíos de ingresos

Puede ocurrir, en algunas Pymes, el atraso de pago de algunos clientes o, incluso, una baja en las ventas según la temporada. Esto significa un vacío en los ingresos, afectando la capacidad mínima de capital prevista para mantener la estabilidad del negocio. Así, el Crédito Capital de Trabajo puede ser una buena opción para evitar este tipo de imprevisto, permitiendo que sigas la producción y puedas pagar los gastos fijos como impuestos, cuentas de luz y agua, arriendos, sueldos, entre otras necesidades inmediatas que pueda tener tu empresa.  

 

  • Comprar insumos y materiales

 

También es común que, con el éxito de un negocio, empiecen a llegar clientes más importantes con pedidos mayores a la capacidad que tu empresa ha trabajado hasta entonces. Así, será necesario comprar más insumos y materiales para cumplir con los encargos grandes, e incluso habrá que contratar personal extra para producir más en menos tiempo. 

Si este es el caso y no tienes el capital a mano para hacer dicha inversión, contratar este crédito podrá ser muy conveniente. Además, ya tendrás considerado el ingreso de la facturación por esta venta grande, lo que facilita bastante la planificación del financiamiento a corto o mediano plazo.

 

  • Invertir en el crecimiento del negocio

 

Con la llegada de mayores clientes y pedidos, será necesario invertir en ampliación, compra de máquinas y equipos, e incluso contratación de más personal. Planear la inversión para el crecimiento de tu negocio contando con el Crédito de Capital de Trabajo es más fácil, pues así tendrás liquidez inmediata y al mismo tiempo tendrás tiempo para pagar el financiamiento con los ingresos que van a resultar de la expansión y modernización de tu empresa. 

  • Generar campañas y pagar gratificaciones

Algunos negocios pueden requerir de capital extra para sacar provecho a situaciones estacionales, como las campañas de Navidad, Día de la Madre, las fiestas del 18 de Septiembre, entre otras oportunidades. También hay que considerar el pago de gratificaciones y aguinaldos al personal por cuenta de fechas conmemorativas o de horarios extendidos de atención. Otro caso es cuando la Pyme requiere contratar personal temporal para atender a negocios específicos, como eventos. 

En todos esos casos, es aconsejable acudir al sistema financiero en busca de ese capital extra, que sin duda será un gran incentivo para el desarrollo de tu Pyme, ayudándote a atingir sueños y objetivos. 

Conclusión

¿Ves? No hay que creer que no eres capaz de vencer desafíos con tu Pyme por falta de capital. Siempre habrá una solución y una oportunidad para seguir creciendo. Lo importante es no desistir en el primer obstáculo. 

Para saber más sobre el proceso de solicitar un Crédito de Capital de Trabajo, puedes contactar ahora mismo, a través del Whatsapp, a uno de nuestros consultores de BrokerDigital y recibir una asesoría completa y gratuita sobre financiamientos para empresas. ¡Aprovecha!