Mitos y verdades sobre el Leasing

Es común escuchar algunas afirmaciones sobre el Leasing, haciendo que algunas veces el interesado opte por otros tipos de financiamiento apenas por desinformación o creencias erróneas. Para evitar que eso ocurra, en este artículo citamos algunas de ellas y explicamos cuales son verdaderas y cuáles no. ¡Acompáñanos! 

Principales Mitos sobre el Leasing

“El Leasing es más caro que un crédito tradicional” 

Es un mito por qué esto es muy relativo. Normalmente, las personas o empresas piensan que el Leasing es más caro por incluir los valores de seguro y costos operacionales. Pero en un crédito tradicional también serán cobrados intereses y, si quieres velar por el bien o activo que estás financiando, lo ideal es contratar un seguro de todas maneras. Así, no hay riesgo de pérdidas de capital indeseables por accidentes o imprevistos. Eso va a depender más que nada de los plazos de financiamiento y el porcentaje de intereses incluidos en el negocio. 

“El Leasing es lo mismo que un crédito de consumo” 

Esta afirmación es incorrecta. El Leasing, a diferencia de un crédito tradicional, se realiza a través de la entrega de un bien, mueble o inmueble, o de un equipamiento específico, objeto del propósito del financiamiento desde el principio. Así, se conoce como una especie de “arriendo” con opción de compra en algunos casos. 

En el crédito tradicional, se entrega al solicitante un monto en dinero, que podrá ser utilizado por éste para diferentes finalidades, según el plan de inversiones que posee. 

“El Leasing es solo para empresas”

Esto no es cierto, también el leasing está dado para las personas naturales y personas naturales con giro, El Leasing, a pesar de entregar muchos beneficios a compañías y Pymes, también puede ser contratado por personas naturales en el caso de la adquisición de casas y departamentos.

Por otro lado, para la compra de máquinas amarillas, camiones de carga o buses de pasajeros, inmuebles comerciales u otros activos, se pide que el cliente de Leasing compruebe tener giro comercial y vaya a utilizar el bien financiado en actividades productivas, para hacer crecer su negocio. 

“El Leasing no incluye IVA”

Esto va a depender del bien a financiar. Si es un bien antiguo, como un camión del año 2010, por ejemplo, estará exento de IVA. Pero si es un activo nuevo, como un vehículo o máquina del 2018 o 2019, sí será cobrado el IVA. La ventaja es que, en el Leasing, se puede optar por pagar este impuesto en cuotas, sumadas al valor del financiamiento mensual, o pagarlo entero de una sola vez. 

Conclusión

Antes de tomar cualquier tipo de decisión precipitada, siempre es importante investigar y estudiar todas las posibilidades de financiamiento que el mercado actual ofrece. Un comparativo entre diferentes modalidades podrá marcar una gran ventaja en ahorros relativos a impuestos, costos de operación e incluso de tiempo. 

Para consultar sobre las posibilidades de financiamientos y créditos disponibles para ti, contacta a nuestro equipo de BrokerDigital. Entregamos asesoría gratuita y completa en análisis de crédito, además de auxiliar en el proceso de solicitud de financiamiento en las instituciones financieras privadas . ¡Aprovecha esta oportunidad!



Conversemos whatsapp