Pymes: La importancia de optar por un Factoring

Emprender a veces puede ser una actividad desafiante y que exige perseverancia. Los resultados y lucros no se ven desde el primer momento, principalmente en las Pymes, y por eso es común que estas empresas cesen actividades luego de funcionar por un período corto. Normalmente, el motivo para que eso ocurra es la falta de liquidez para pagar los costos de operación y mantener el flujo del negocio. 

Por eso, es importante estudiar y entender las posibilidades de créditos y financiamientos que se ofrecen en el mercado para apoyar las pequeñas y medianas empresas. Una de estas opciones, como ya explicamos en este artículo, es el Factoring. 

¿Por qué optar por Factoring? 

Si comparado a los créditos tradicionales, la principal diferencia que presenta el Factoring es la rapidez en sus resultados. Esta modalidad consiste en la “compra”, por parte de una entidad financiera, de las facturas o pagarés emitidos por tu empresa por los servicios o productos entregues a los clientes. Como las facturas normalmente poseen plazos de 30 o 60 días para pagar, tu Pyme puede quedar un período sin recibir ingresos y, como consecuencia, sin liquidez en la caja. 

La empresa de Factoring, entonces, recibe estas facturas y entrega a tu empresa, inmediatamente, un valor correspondiente al pago de éstas. En algunas modalidades, la entidad quedará a cargo de cobrar dichos pagos a los clientes, liberándote de esta responsabilidad y permitiendo que te enfoques apenas en prestar servicios y hacer andar tu negocio.

Así, puedes obtener rápida liquidez y agilizar cuestiones comerciales con el dinero inmediato, sin tener que esperar mucho tiempo por el pago de las facturas, que se extienden a punto de amenazar tus finanzas. Además, la comisión cobrada por la entidad de Factoring suele ser ventajosa, dependiendo del valor del crédito contratado. 

¿Cuáles son las ventajas del Factoring para Pymes?

Entre las principales ventajas están: 

  • Obtención de dinero inmediato, por adelantado, del pago de un activo como facturas y pagarés. 
  • Posibilidad de tener liquidez para pagar sueldos, comprar insumos, cubrir deudas, hacer nuevas inversiones, entre otras necesidades de una Pyme. 
  • Menos presión de la tarea de hacer cobranza a los clientes, ya que el Factoring deberá comprometerse con esto. 

¿Qué observar al contratar Factoring? 

Hay principalmente tres puntos que el empresario debe observar: 

  • Si el cliente que debe pagar las facturas es de confianza, ya que el no pago es el principal riesgo al momento de contratar un Factoring. 
  • Si el costo de la comisión del Factoring vale la pena para la cantidad de dinero que recibirás a cambio. 
  • Estar seguro de que entiendes el proceso de esta modalidad de crédito, para que no surjan problemas en el futuro. 

Conclusión

El Factoring es cada vez más utilizado por las Pymes en Chile, siendo una solución rápida y eficaz para los problemas de liquidez en las empresas. Por eso, considera esta opción y asegúrate de tener buena asesoría al momento de contratarlo. 

Si necesitas ayuda, cuenta con el equipo de BrokerDigital. Ofrecemos asesoría gratuita en diferentes modalidades de financiamiento. También podemos ayudarte a encontrar el Factoring ideal para lo que tu Pyme necesita. ¡Contáctanos!



Conversemos whatsapp